expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Archivo del blog

sábado, 25 de febrero de 2017

Selección de juegos de mesa de misterio para toda la familia

Cuando era pequeña, uno de mis juegos de mesa favorito se llamaba "Brivido" (en español "Escalofrío") y era un juego de tablero, con fantasmas y calavera rodante incluida. Y también recuerdo otro que me encantaba: un juego de detectives que había heredado de mi tío. Faltaban las instrucciones pero eso no importaba, nos inventabamos nuestra propia forma de jugar. Creo que fue allí cuando surgió mi pasión por el derecho... 
Mi hija tiene gustos parecidos a los míos: le encanta jugar a ser detective y buscar objetos por toda la casa con una lupa y una linterna. Y también le llama mucho la atención todo lo relacionado con Halloween, una fiesta que celebró por primera vez en la academia de inglés y que le chifla. 
Te enseño los juegos de misterio más interesantes actualmente en el mercado.
En lo alto del castillo vive un viejo fantasma. De puntillas, un grupo de atrevidos niños empieza a subir las escaleras; todos quieren ser el primero en llegar a lo más alto y asustar al fantasma con un buen "BUUUUU". Pero el fantasma ya conoce este juego, y por ello ha encantado las escaleras, de modo que los niños, a medida que van subiendo, ¡también se convierten en fantasmas! Cada vez que un jugador tira el dado y sale un fantasma, puede poner uno de los fantasmas sobre el peón de un jugador cualquiera. Un misteriosa fuerza magnétca les une: ¡el peón ha desaparecido! Ahora solo hay que recordar debajo de qué fantasma está nuestro peón.  
A partir de 2 jugadores. Duración: 15 minutos. 
A partir de 4 años. 

Se trata de una versión simplificada del clásico Cluedo, con un tablero similar, parecida distribución de habitaciones y mismos personajes. El objetivo del juego es descubrir quién se comío un trozo de tarta, a qué hora y también qué bebió, por descarte. Tirando el dado, se mueven los personajes por las distintas habitaciones y, mirando debajo de la base de cada personaje y cada mueble, por descarte daremos con el culpable (el personaje que en su base, en lugar de una hora, tiene migas). Para llegar a solucionar el misterio, hay que ir tachando en una hoja lo que hemos descubierto hasta el momento. Por eso, aunque el fabricante lo recomienda a partir de 5 años, para jugar hay que saber leer y escribir.  
A partir de 2 jugadores. Duración: 50 minutos.
A partir de 6 años.  

Los aprendices de mago exploran con curiosidad el laberinto mágico. Tienen una tarea importante que cumplir: ¡buscar los símbolos mágicos! Esto resultaría muy sencillo si no fuera porque los grandes magos siempre les están gastando bromas a los niños. Los caminos se van abriendo y cerrando, como por arte de magia. En cada partida se puede configurar el laberinto y adaptarlo al nivel de dificultad deseado, con más o menos paredes. El jugador que consiga primero cinco símbolos mágicos será el ganador. 
A partir de 2 jugadores. Duración: 20-30 minutos. 
A partir de 6 años. 

En medio de una noche de luna llena, la casa encantada tiene un aspecto aún más terrorífico. No obstante, los cuatro intrépidos amigos y su perro se atreven a penetrar en ella. Pero, ¿quién se atreve a subir? Una de las particularidades de este juego es que ningún jugador tiene un personaje asignado. Al principio del turno, se tira el "dado amigo" que determina qué personaje mover. Y además en cada tirada el jugador tiene que decidir si  usar 2, 3 o 4 dados. Cada nivel de la mansión tiene un número asignado: solo sacando un número  mayor el personaje podrá avanzar hasta el siguiente nivel. El juego acaba cuando se agota la reserva de spookies y gana la persona que más spookies tiene. 
A partir de 2 jugadores. Duración: 30 minutos.
A partir de 8 años. 
 
Juego de reflejos  en el que uno de los jugadores gira la carta superior de la baraja de tal manera que quede visible para todos. Entonces los jugadores deben intentar coger el objeto que coincida, en todo incluso el color, con el mostrado en la carta. Si no hay objeto que cumpla los requisitos, los jugadores deben coger el que ni se muestre en la carta ni comparta color con ninguno de los objetos que aparezcan en ella. El jugador que acierte, colocará la carta delante de él como recompensa y procederá a revelar la siguiente carta del mazo. El juego termina cuando la pila de cartas se acaba y el que tiene más cartas ganadas se proclama vencedor. 
A partir de 2 jugadores. Duración: 20-30 minutos. 
A partir de 8 años. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario