expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Archivo del blog

lunes, 4 de abril de 2016

"¡Qué pena!"

¡Qué pena! 
Rémi Courgeon 
Tramuntana Ed. 

+3 años

Noemí está muy apenada. Sentada en su orinal, acompañada de su gatito negro de peluche, empieza a llorar desesperada. Su papá corre a preguntarle qué le pasa para intentar ayudarla y consolarla. Recibe de su hijta una respuesta que le parte el corazón: “No quiero ser negra. Quiero ser blanca como tú”.
Es que el color de la piel de Noemí y de su papá no es el mismo.
A su papá se le ocurre contarle la historia de una gatita negra, Mina, que quería ser blanca. 
Con la ayuda de un hada consiguió cambiar el color de su piel pero la felicidad de Mina al ver su deseo realizado duró poco: su mamá, una gata negra, no la reconocía y sus amigos no querían jugar con esa niña nueva que nunca había visto antes. La abuela es la única que, fijándose en sus ojos y su voz, la reconoce y la niña le confiesa lo que ha pasado. Hablando con ella, se da cuenta de lo mucho que quiere a su mamá y a su abuela y de lo poco que importa el color que tienen.
El hada ya no podrá hacer que vuelva la misma Mina de antes porque algo importante ha cambiado en su corazón.
 
Gracias a la historia de Mina, nuestra Noemí deja de llorar y, abrazando fuerte a su papá, le pide que le cuente otra vez el cuento de la gatita...

Este álbum ilustrado me ha sorprendido gratamente ya que me ha permitido descubrir a este comprometido autor francés. Me ha encantado el mensaje que transmite, haciéndose eco, como él mismo explica en la introducción, del trabajo de Aministía Internacional a favor de los derechos humanos.

A través de la historia de la pequeña Noemí y de la gatita Mina entenderemos no solo lo enriquecedoras que son las diferencias sino también que forman parte de nuestra identidad cultural y de nuestra forma de ser.
La gatita descubrirá que su corazón es a la vez blanco y negro porque lleva en sí algo de la herencia cromosómica de su madre y de su padre. Y se trata de algo muy especial que compartirá con todos los que de verdad la quieren. 
Nuestra familia también es multicultural y multicolor, así que este libro es perfecto para enseñar a la peque de la casa lo maravilloso que es tener una familia cuyos miembros tienen tonos de piel diferentes.
Como la gatita Mina, espero que mi hija sienta que su corazón está rayado en blanco y negro porque en algún lugar de su ADN también hay algo de la magia de África.

Bonito cuento, de inmediata comprensión para l@s niñ@s, acompañado de ilustraciones graciosas y llamativas. El fondo blanco se tiñe de colores azulados y verdes cuando el padre cuenta la historia de Mina, para diferenciar las dos partes del relato.
Un cuento en el cual valoramos también la ausencia de esterotipos de género: el papá friega los platos y cuida de su hija, la madre gata plancha la ropa y la abuela gata cuida de su precioso rosal. 

Si te gusta y quieres comprarlo online en una web de confianza, lo encuentras aquí.





No hay comentarios:

Publicar un comentario