expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Archivo del blog

viernes, 4 de diciembre de 2015

"¿Qué es un niño?"


¿Qué es un niño? 
Beatriz Alemagna 
Editorial SM 

+5 años 

Un niño es una persona pequeña. 
Así empieza este álbum ilustrado de Beatrice Alemagna, uno de los más famosos de esta escritora e ilustradora italiana.
Ya esta frase nos muestra su manera de considerar a niños y niñas: personas.
El niño va creciendo, su niñez se acaba, casi sin que él se dé cuenta. Y un día descubre que ya no es un niño. 

Los niños suelen tener prisa por hacerse mayores pero no todos se alegran cuando lo son...tomar decisiones sin que nadie nos guíe y nos ayude no siempre es fácil. 

Un niño tiene manos pequeñas, pies pequeños y orejas pequeñas, pero no por eso tiene ideas pequeñas.
Sus ideas muchas veces son maravillosas y hacen reflexionar y asombrar a los adultos.
Los adultos consideran raros a los niños porque adoran escuchar el mismo cuento todas las noches. Pero, desde el punto de vista de un niño, también los adultos son raros: quieren ducharse todos los días y dormir sin un peluche. ¡Increíble!

Los niños lloran cuando tienen sueño, cuando llega la noche o si les entra champú en los ojos. Lloran para que los adultos los oigan. Necesitan el consuelo que solo unos ojos amables saben brindar (y una lucecita encendida en la mesita de noche). Los adultos también lloran, aunque lo hacen menos, en silencio y los niños fingen no verlos.
Los niños necesitan que se les escuche, son como esponjas: absorben miedos y nerviosismo y lo guardan, hasta que vuelve a aflorar.
Los niños tienen objetos a su medida pero su imaginación no tiene límites.
No quieren ir al cole, sino que adoran oler la hierba y apoyar en oído en las caracolas.
Cada niño es diferente.
Hay niños que deciden no crecer y seguir siendo niños para siempre: se trasforman en adultos capaces de conmoverse por un rayo de sol o un copo de nieve.
Hay niños que los adultos consideran caprichosos o muy mimados, a lo mejor esos mismo adultos que se enfadan por cosas sin importancia: una llamada que no llega o el tráfico. 

Todo un manifiesto de la crianza respetuosa que nos enseña que los niños y las niñas necesitan amor y comprensión por encima de todo.
Necesitan que se les valore por lo que son, se les acompañe en esa etapa de su vida y que se les mire con cariño.
Un libro para niños pero también para adultos, ideal para compartirlo y hablar.

Un álbum ilustrado poblado de niños todos diferentes, con sus caritas redondas y los ojitos pequeños pero de todos los colores y todos los estados de ánimo.
Es un libro divertido y que al mismo tiempo nos hace reflexionar sobre las ideas preconcebidas que los adultos tenemos acerca de los niños, olvidando demasiado a menudo que son personas pequeñas con grandes ideas. 

Palabras poéticas y conmovedoras que nos ayudan a volver a conectar con ese niño que todavía, en algún lado, queda en nosotros, capaz de emocionarse por las pequeñas cosas y vivir la vida con intensidad, en el presente.
Beatrice Alemagna también nos enseña cómo nos ven los niños: raros. Aún así nos regalan todos los días su amor incondicional, sus sonrisas capaces de alegrar cualquier día gris, sus abrazos que curan cualquier herida. Cada día nos enseñan algo.
Este libro lo tenemos en italiano y es uno de los más regalados a finales de curso a maestras y maestros italianos. 
Es que l@s maestr@s son esos adultos que, cuando se dedican con amor a su profesión, nunca dejan del todo de ser niñ@s. 

Si te gusta y quieres comprarlo online, lo encuentras aquí


No hay comentarios:

Publicar un comentario