expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Archivo del blog

miércoles, 25 de noviembre de 2015

"El sueño de Chocolate"

El sueño de Chocolate

Elisabet Blasco (Autora), Cha Coco (Ilustrador)


+4 años

Chocolate es un perrito que vive, solo, en un molino abandonado.
Todos los días se levanta a la misma hora, se sacude el heno que recubre su cuerpo y va a casa de Sara, su amiga humana. 
En realidad todavía no se conocen, es más bien una "casi amiga", pero Chocolate sabe que, si ella quisiera, podrían llegar a ser amigos del alma.

Ya sueña con ser parte de la familia de Sara y no para de imaginar todos los abrazos y los besos que recibiría. Esta esperanza es la que le da la fuerza para seguir adelante con su dura vida de perro callejero.

Es que Chocolate sabe lo que significa el calor de un hogar. Cuando todavía era un cachorrito, fue adoptado por una familia y se fue a vivir con ellos. Allí todo iba genial, no le faltaba de nada, hasta que llegaron las vacaciones y el cachorrito gracioso de repente se convirtió en un estorbo.
Gracias a la intervención de un pajarito, tiene por fin lugar el encuentro entre Sara y Chocolate, un encuentro que cambiará la vida de ambos.

Es casi imposible terminar de leer este cuento sin emocionarse (y llorar).

Los animales que conviven con nosotros son parte de la familia y, como tales, merecen todo nuestro cariño.

Este cuento ayuda a concienciar sobre la tenencia responsable de animales, que no son objetos, sino seres vivos con sentimientos, capaces de donar amor incondicional y de mostrar lealtad.

Chocolate ha vivido la experiencia traumática del abandono, ha pasado días sin comer, ha pasado de compartir su vida con humanos a ser rechazados sin miramientos, pero no por eso ha dejado de confiar en todos los seres humanos.

Sueña con volver a disfrutar de la compañía de una niña, de jugar con ella, dar y recibir cariño. Una imagen preciosa en la que las hojas rojizas de lo árboles adquieren forma de besos.
Nunca he vivido con un perro pero el rey de nuestra casa es un gato muy mimoso que agradece cada abrazo y cada caricia. Lo que más le gusta es que dormamos abrazados, lo que, desde cuando tiene competencia, ha pasado pocas veces. Pero ahora que mi hija es algo más grande y cada vez se quieren más, uno de los momentos más entrañables del día es echarnos una siesta los tres juntos.

Me lo pensé muy bien antes de adoptarlo porque los cuidados que hay que brindarles de alguna manera limitan la libertad de movimiento. Pero eso es nada en comparación con el amor que he recibido en estos años. Es que no hay amor más sincero que el de los animales y de l@s niñ@s.

Un cuento que, a pesar de hacer referencia a un tema duro como el abandono animal, no deja de transmitir un mensaje positivo y esperanzador. Chocolate cree en su sueño a tal punto que al final se hace realidad. 
Las dulces ilustraciones de tonos pastel de Cha Coco acompañan un texto claro y amplio.



Si te gusta y quiere comprarlo online, lo encuentras aquí

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario