expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Archivo del blog

sábado, 10 de octubre de 2015

Anna Laura juega con la casa de cerraduras

Desde hace un tiempo a mi peque le llaman mucho la atención las cerraduras. El año pasado en el panel sensorial que le preparé, incluí también un candado pero era algo complicado para ella y se frustraba.
Afortunadamente dimos con unas cerraduras adaptadas a los más pequeños que además están colocadas en una adorable casita de campo de madera.
Es un juguete muy completo: la casita tiene 4 puertas, cada una con una cerradura de una forma diferente que se abre con una sola de las 4 llaves incluidas. El nivel de dificultad además es diferente porque hay llaves planas y otras con forma de C o de L.
Las llaves están unidas a la casa a través para que no se pierdan (y para mayor seguridad) y hay un asa que permite desplazarla fácilmente.
En cada puerta aparece un número que se corresponde al número que aparece en la llave. He dejado que mi peque se diera cuenta sola de este truquito y ¡le ha encantado!
Pero además de eso, se trata de una casa perfecta para el juego simbólico porque el juguete incluye también 4 personajes con cuerpo de madera. El color de la ropa de cada uno de los muñequitos se corresponde al color de cada una de las puertas (otro detalle
que los peques descubren asombrados).


Y todavía me falta por contar lo más divertido: 4 timbres electrónicos que funcionan de verdad.
Todo un descubrimiento y con la calidad de la marca Melissa and Doug.
Sin duda uno de esos juguetes que me encantan porque permiten aprendizaje y diversión a la vez y ofrecen múltiples posibilidades de juego: desarrollo de la motricidad fina, números, colores, juego simbólico, juego de adivinanzas (¿dónde se ha escondido...?) y todo lo que los peques puedan imaginar.
Lo aconsejo para niñ@s a partir de 2,5/3 años pero ofrece posibilidad de juego durante mucho tiempo.
La casita Doorbell, juntos a muchos otros juguetes educativos y estimulantes, podéis encontrarla en Baby Caprichos, una tienda online que descubrí hace poco por casualidad y cuya filosofía comulga perfectamente con la de este blog.
Se trata de una empresa familiar pequeña que con mucha ilusión intenta ofrecer materiales alternativos respecto a las tecnologías.
Una tienda que ofrece productos inspirados en Waldorf y Montessori pero no solo: su objetivo es ser una juguetería tradicional para todos. Por eso de cada pedagogía escogen los juguetes más versátiles que sepan adaptarse a las necesidades de todos.
El mayor deseo de esta pareja de empresarios que crían con apego a su peque de 3 años, es ofrecer una amplia selección de “juguetes con alma” que fomenten la creatividad de l@s peques.
Huyendo de los juguetes llamativos y chillones llenos de luces y sonidos que dirigen demasiado el juego de l@s niñ@s, para su tienda eligen productos que permitan un aprendizaje natural en plena libertad.
Convencidos de la importancia del juego como instrumento fundamental de aprendizaje y desarrollo de l@s niñ@s a lo lardo de su infancia, en Baby Caprichos apuestan por juguetes de madera, educativos, que puedan heredarse de generación en generación, garantizando así ahorro para las familias y respetando al mismo tiempo la naturaleza (aunque todos los productos que ofrecen están hechos de madera reforestada).
De esos juguetes que adquieren solera y belleza con el tiempo que algún día nuestro bisnietos encontrarán, sorprendidos y entusiasmados en un desván y que, al no tener mecanismos complicados, seguirán funcionando perfectamente.
Por eso en su tienda se encuentran marcas de mucha calidad, como los preciosísimos sets para el juego simbólico de la marca sueca Oscar&Ellen, una empresa que garantiza condiciones de trabajo dignas a sus trabajadores en las Filipinas, o los juguetes de madera a precios accesibles de la marca portuguesa ClassicToys
En su blog http://www.babycaprichos.com/blog  encontráis también mucha información sobre pedagogías y aprendizaje, además de datos interesantes sobre los productos de la tienda.
Si te gusta y quieres comprarla online, la encuentras aquí.

1 comentario: