expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

Archivo del blog

viernes, 26 de junio de 2015

"No hace falta la voz"


No hace falta la voz (Colección O)
Armando Quintero (Autor), Marco Somá (Ilustrador)

+ 3 años


Todos los animales tienen voz y la usan para expresar sus sentimientos con sonidos que demuestran cariño. 
Perros y gatos, caballos y lobos, familias (por cierto, todas monoparentales y muchas numerosas) y tigres, todos, a su manera, se dicen te quiero. 


 
Todos excepto la jirafa y su cría que no tienen voz. 

Pero la jirafa tiene un cuello muy largo y gracias a él puede acariciar a su pequeño que juega en el jardín (¡y sin moverse de casa!).

Las caricias de mamá jirafa son tan reconfortantes que la pequeña jirafa decide compartirlas con sus amigos, enseñando a todos a expresar el amor hacia sus seres queridos a través del contacto físico, de abrazos y achuchones.


Desde entonces todos los animales saben 
que no hace falta la voz para decir:
-¡Te quiero, mamá!
-¡Te quiero, papá!
-Te quiero.


Prácticamente imposible no emocionarse con este libro.  
Sabemos que el contacto físico como muestra de cariño es imprescindible para el desarrollo emocional de los pequeños: les infunde seguridad, favorece la construcción de una imagen positiva de si mismo, mejorando no solo la confianza en sí mismos sino también en los demás. 
 
Preciosas y muy originales las ilustraciones, en las cuales los animales, representados de forma humanizada, vienen dibujados en situaciones familiares distendidas y de juego, en las cuales cualquier niño/a puede sentirse identificado/a: disfrutando en el parque con sus padres, tomando un helado, bañándose en un río o un lago. 

 
El texto y las ilustraciones nos trasmiten esa sensación de serenidad que surge compartiendo experiencias agradables con nuestra familia.
Cuando la pequeña jirafa enseña a sus amigos su especial forma de comunicar el cariño, la interacción se vuelve entre razas distintas y se van enseñando los unos a los otros.

Y el aprendizaje no se limita únicamente a nuevas formas de comunicación o afecto, sino también de conocimiento y acercamiento al otro. Así, si las situaciones de diversión eran entre animales de la misma especie, a partir de que la pequeña jirafa enseña a un elefante cómo son las caricias, esta interacción entre diferentes razas continúa: el elefante le enseña al tigre; este, al lobo; y así consecutivamente.


El libro está dedicado por el Autor a su “abuelo del corazón”, un anciano vecino de casa, que le transmitió la pasión por la lectura y que un día le habló de las jirafas y de su manera de comunicarse cariño con miradas y caricias. 

El libro perfecto para recordar a nuestros peques lo muchísimo que les queremos y las miles maneras en las cuales les demostramos nuestro amor. 
Porque a veces, sobre todo cuando se trata de sentimientos, un gesto vale más que mil palabras.

Si te ha gustado y quieres comprarlo online, puedes hacerlo directamente en la web de OQO editora o en Amazon.   





No hay comentarios:

Publicar un comentario